Madres Inmortales

Se marchitan
Las rosas
En el jardín…

Se apaga
El sol
En el ocaso…

Se ahogan
Los ríos
En la mar…

Empero la madre:
Raíz de la vida…
Canción de cuna…
Alfombra donde el amor
Posa sus alas
Sobre la tierra…
¡Ni se marchita
Ni se apaga
Ni se ahoga!

Su esencia dichosa
Se remoza
Se rejuvenece…
E inmortal
Y esplendorosa
Viva permanece…

Sin ella
Amor y compasión
Como fugaz centella
Se esfumaría
La creación.

Eres madre:
Humano manantial
Del infinito
Amor universal
Donde hunde
Sus ra
íces
La inteligente
Vida omnipotente.

Es ella verdadera
Llama pura encendida
Que con pasi
ón sincera
Incendia angelical
La antorcha de la vida
En el templo universal.

El alma entera
A la madre adorable
Bendice y venera
Con emoción vibrante
Con llama abrasante
¡Que los ciclones
Ni los huracanes
Ni los vientos violentos
Podrán apagar!

Houston, TX , Mayo 10- 2008
Luis Elías Tórtola